¿Suma o resta en la carrera de una modelo desfilar para Victoria’s Secret?

1480519837_862015_1480581650_noticia_fotograma

Será en Shanghai donde 60 de las modelos más conocidas, que no reconocidas, luzcan las alas más angelicales del año vestidas con lencería y corsetería low coast ante un público frenético que se sumará a los 190 millones de personas que lo verán por televisión y redes sociales. Pero este año hay bajas e incorporaciones que vale la pena recordar.

Aunque aún queden muchas semanas para el 28 de noviembre, en el calendario de estrellas, supermodelos y clientes ya aparece tachada con estrellas la fecha que ha ido activando la maquinaria promocional con el objetivo claro de generar titulares. Victoria’s Secret regresa con el poderío que ha guionizado la historia de un desfile que ha llegado a canibalizar a la propia marca que lo organiza.

Karlie Kloss, una de las modelos que regresan al casting oficial. Foto: DR

Este año, la incorporación de algunas de las más influyentes modelos, como Bella y Gigi, hermanas unidas por el ultrafamoso apellido Hadid, mantuvieron a una legión de periodistas y admiradores en éxtasis hasta que la confirmación de una y otra se produjo de forma consecutiva horas después de la presentación del casting oficial. Pero aún quedaba que Kendall Jenner, la top que acaba de ser elegida el icono de moda de la década, se pronunciara sobre si participaría o no en el desfile del año. La respuesta, vía Instagram, aclaraba que su multimillonario contrato con La Perla -la competencia cara y refinada de Victoria’s Secret- la obligaba a rechazar la propuesta de estar en Shanghai. Pero la guinda la puso la americana Karlie Kloss, que dejaba perplejos a muchos al anunciar su regreso al casting más curvilíneo del planeta. Kloss había anunciado que cambiaba las alas por los pupitres de la universidad, aunque no parece que su carrera intelectual se activara de la forma imaginada por ella y su agente, Ivan Bart, el poderoso CEO de la agencia IMG, pensaron ¿por qué no regresar a Victoria’s Secret y regalar con dicha excusa contenido mediático sobre qué otras modelos extrañamos en el desfile? Ese es uno de los principales valores que ofrece ser un ángel en el show más visto del año: la visibilidad. Muchas de las mujeres que participan en él se convierten en una lucrativa marca con nombre y apellido, así que, obvio, la parte económica tiene un peso importante. Sin embargo, ¿aporta prestigio e interés por marcas de lujo como Dior, Armani o Chanel? Seguramente no, pero ahí radica la estrategia que cada agente define para sus representadas, al margen, claro está del poder mediático de algunas de ellas, como Giselle Bundchen, que supo retirarse en el momento idóneo antes de quedar su imagen.

Carrusel del desfile de 2015 de Victoria’s Secret. Foto: DR

En todo caso, parece que el casting de este año tiene una potente particularidad: la diversidad racial. Sí, parece que los genes portugueses, africanos y latinos prevalecen sobre la piel impoluta de tonalidades oscuras, algo que determina por dónde parece caminar la industria de la moda desde hace ya varias temporadas.

16 I like it
21 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *