¿Sabrán los 600 invitados de Anna Wintour interpretar el trabajo de Rei Kawakubo mañana en la alfombra roja del Met?

Andrew Biolton, comisario de la exposición, junto a la diseñadora Rei Kakakubo. Foto: DR

En 24 horas cumplirá 19 años como anfitriona de la fiesta más importante del año, aunque desde hace meses Wintour prepara con dureza (sólo hay que ver el documental The First Monday of May para entenderlo) la que será una de las alfombras rojas más comentadas de las últimas ediciones. El trabajo de la creadora japonesa y protagonista de la noche, Rei Kawakubo, aplaudida y cuestionada a partes iguales, pondrá a prueba la capacidad creativa de los asistentes.

Hablar de Rei Kawakubo a estas alturas de la historia de la moda es hacerlo de alguien que impone muchísimo respeto, admiración y, sobre todo, misterio. Su trabajo se basa en la historia de una mujer que nunca supo coser, dibujar y que no tenía el más mínimo interés en el glamour ni en la frivolidad que muchas veces se vincula a su actual trabajo como diseñadora. Bajo su marca Comme des Garçons ha logrado crear un discurso único, pero que también ha sido un prolífico negocio que hoy incluye millonarias líneas de trabajo en facturación. Y es que, aunque no lo parezca, las prendas de Kawakubo se venden y se visten.

Andrew Bolto, comisario de la exposición junto a la diseñadora Rei Kawakubo. Foto: DR

La exposición que mañana por la noche se inaugura en el Museo Metropolitan de Nueva York acercará, sin duda, su trabajo a mucha gente que, o la desconoce o la menosprecia por no entender su particular trayectoria, definida por conceptual por la mayoría de periodistas que tampoco supieron dónde alojar su trabajo en un universo conformista y poco dado a convivir con las vanguardista formas de la creadora. La misma que, además, ha influido en todos los diseñadores que han trabajado en los últimos 40 años.

Rei Kawakubo/Comme des Garçons: Art of the In-Between es la primera retrospectiva que organiza el museo neoyorquino a un diseñador vivo después de la de Yves Saint Laurent en 1983.Ylo que todo el mundo espera con cierta ansiedad es si los invitados, muchos de ellos, rostros reconocidos de la moda, el cine, la música o la política sabrán encajar bien sus cuerpos en mutantes diseños. No obstante, Kawakubo muchas veces reconoció que su trabajo no siempre es ropa. “Claro que diseño ropa para que se pueda llevar en la calle o en una fiesta, pero cuando presento una colección no pretendo eso, me gusta compartir mis reflexiones”. Entre los invitados, seguro que Rhianna, Madonna o Lady Gaga podrán estar a la altura del mensaje de la colección, aunque su comisario, Andrew Molton, ha sido más cauto y ha emitido el mensaje más tranquilizador para las invitadas: “Espero que todo el mundo se vista solo, es decir, que no se paseen como anuncios vivos del modisto que llevan del brazo, sino que reinterpreten solos el vanguardismo de la japonesa”. Habrá que ver qué ocurre mañana…

 

1 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *