Olivier Lapidus asume la dirección artística de la moribunda empresa Lanvin

2634521-836841_0_119_1600_924_830_480

Tras la muy anunciada salida de Bouchra Jarrar el pasado jueves de la marca, el heredero de la firma Ted Lapidus asumirá el duro papel de sustituirla cómo diseñador en un juego de tronos tan perturbador como arriesgado, cuando la marca vive un descenso en sus ventas de un 23%.

Cuando la alta dirección de Lanvin confió en la consultora Long Term Partners que ejecutara una auditoría y estudiara cómo reposicionar la empresa, no creo que hayan pensado en Olivier Lapidus como el hombre necesario para emprender tan poco suculenta batalla. Tras su paso por la división masculina de Balmain, el hijo del desaparecido diseñador Ted Lapidus, que cerró su empresa en el año 2000, aseguró hoy que aspira a crear un universo, un estilo de vida que se convierta en “Michael Kors francés”.

Jarrar sustituyó a Lanvin en 2015, así que solo ha podido desarrollar dos colecciones bajo una gran presión, tal y como reconoció en una reciente entrevista, en la que, además, acusaba un profundo agotamiento al no contar con un respaldo superior refiriéndose a su propietario chino Shaw-Lan Wang. Ahora queda esperar si en tres meses este hombre tan entusiasta logra remontar la marca y apartarla del camino de pesimismo en el que se encuentra involucrada, y que no parece que tenga fácil solución tras los últimos acontecimientos y, sobre todo, con unas cifras tan doloridas que cuesta confiar en que logre dotar a la marca de la aspiracionalidad que logró Alber Elbaz.

 

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *