Helmut Lang intenta resucitar con la ayuda de diseñadores emergentes

810

Fue una de las grandes marcas de los años 90. Desde que su creador decidió abandonarla y experimentar para establecerse como un nombre importante y respetado en el sector del arte, la empresa ha tratado de remontar. Ahora prepara la que podría ser su última oportunidad para conseguirlo.

De Helmut Lang todos extrañamos sensaciones, objetos o imágenes. Yo, en particular, su perfume, que fue descontinuado cuando la marca dejó de estar bajo el timón del diseñador, que se retiró a su casa en los Hamptons (Nueva York) para focalizar su futuro en la creación de piezas artísticas más conceptuales que su propia línea de ropa. El próximo 11 de septiembre, con motivo de la celebración de la Semana de la Moda de Nueva York, la marca comenzará una serie de acciones y colaboraciones en las que invitará a una serie de diseñadores a crear, de forma temporal y por separado, colecciones para la empresa para evaluar si la firma podría ser resucitada tanto en la parte comercial como mediática. El elegido para esta primera colaboración es Shayne Oliver, que se estrenará en Nueva York en apenas cinco semanas después del lamentado cierre de su compañía de ropa Hood By Air. Este proyecto está capitaneado por la actual directora de moda de la revista de Dazed&Confused, Isabella Burley, que será quien determinará qué creadores trabajarán de manera individual con la firma, así como todos los aspectos creativos de la misma a partir de ahora.

Imagen de la campaña de Helmut Lang 2017/18. Foto: DR

La influencia de Helmut Lang, que creó su compañía en 1986 para abandonarla de forma tajante en 2005, fue muy sólida en toda una generación que vivía fascinada con su visión y por su discurso tan individualista, elementos que volverán a ser muy importantes a la hora de elegir quién podría estar bajo el paraguas del creador para elaborar colecciones puntuales. Aún después de más de una década sin Helmut Lang en la primera línea, es complicado encontrar colecciones o apuestas estilísticas que no acuden alguna referencia a su trabajo. Es por ello, según ha apuntado Burley, que “la marca tiene raíces tan fuertes y su estética es tan reconocible que confío en que la respuesta sea muy positiva. La intención es celebrar sus maravillosos archivos, reactivar la conversación de la marca e introducir a Helmut Lang a una nueva generación que pueda interpretar el legado a su manera”. Para este proyecto, la campaña ha invitado a mujeres que representan la filosofía de la marca, tales como Alek Wek o Traci Lords, con el fin de, como apunta Burley, “crear una nueva y potente comunidad entorno a Helmut Lang”.

1 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *