¿Está Karl Lagerfeld exhausto o le da igual qué opina la prensa especializada sobre su trabajo?

Model on the catwalk

El último desfile de Chanel en la Semana de la Moda de París fue un espectáculo. Nadie lo duda. Pero. ¿y qué ocurre con la ropa, con las prendas que conforman la colección? Muchas de las voces más potentes del periodismo de moda no dudaron en calificar de mediocre el último trabajo de director creativo de la marca. Él, sobre estos titulares, argumentó en una entrevista sin censura para la versión digital de Vogue UK: “Sí, es verdad, podía haberlo hecho mejor”.

Cuando una empresa como Chanel se convierte en una de las principales fuentes de ingresos de revistas impresas y digitales poco se puede hacer a la hora de analizar con lupa la presentación de su trabajo. Al menos, así era hasta ahora. Sin embargo, no parece que la importancia totémica de Karl Legerfeld siga sirviendo de freno a un trabajo que para muchos periodistas de indudable prestigio empieza a ser pobre. La implacable Cathy Horyn, cuya pluma se desliza sin piedad por la plataforma The Cut, aseguró minutos después de la presentación de la última colección de la doble C: “Los espectáculos de Chanel no parecen muy modernos, aunque había nuevos trajes con algunas bonitas franjas y minivestidos, además de unas preciosas blusas de gran tamaño y un grupo de colores bronceados que eran interesantes. El espectáculo se centró tanto en el escenario teatral, que en este caso era una cascada más propia de la selva de Greystoke que del centro de París, y la aparente necesidad de llenar la pista con casi 100 modelos, que los diseños se ahogaron”. Por su parte, Robin Givhan, editora de moda del diario The Washington Post, advirtió algo parecido a su colega de The Cut: “La ropa puede o no ser maravillosa, pero el gran escenario argumenta que la marca es importante, por lo tanto, los productos también deben ser. Y la ropa importante es usada por gente importante. Esta colección no fue uno de los mejores de Chanel”. Sobre la imponente cascada levantada en el Gran Palais de París, marco idóneo para asistir al debut de Kaia Gerber, modelo que se alzaba como la elegida para abrir el desfile, la periodista asegura que este embellecimiento del espacio ha sido innecesario. Es cierto, como apunta la propia periodista a The Fashion Law, que “muchos clientes de Chanel seguirán comprando sin importarle las críticas. Uno lo harán con la ropa, otros con los accesorios y una última parte y, seguramente la que aporte mayor número de beneficios, con barras de labios y perfumes”.

Vanessa Friedman, de The New York Times. Foto: DR

Habrá que cuestionarse hasta qué punto un periodista de moda puede influir en estos tiempos en la elección final de un cliente que busca un trozo del universo de Dior o Chanel, algo que no parece determinar en una forma u otra su ánimo de compra. Tras el desfile de Chanel, lo cierto es que esta ya era la colección más vista en Vogue Runway, una de las plataformas más importantes del mundo, desde la que se generan millones de impactos en los compradores finales. Con Dior parece que todo es similar en una colección acerca de la que la sensata y respetada Vanessa Friedman, del diario The New York Times, dijo que la dedicación de su directora creativa, María Grazia Chiuri, era muy destacable, “pero que carecía de sutileza a la hora de presentar su trabajo”. ¿El resultado? Tras Chanel, el segundo vídeo más visto en Vogue Runway.

La periodista Cathy Horyn junto a Suzy Menkes. Foto: DR

Entonces, ¿a quién afectan en negativo o positivo este tipo de afirmaciones? Es obvio que las redes sociales ya juegan el papel prescriptor que antes podía tener una columna en un medio de prestigio, pero habrá que saber si con el tiempo su capacidad de influir en la compra es tan potente como antaño cuando un titular negativo de la longeva Suzy Menkes lograba cancelar pedidos por parte de unos almacenes hacia la marca mencionada con desdén por la periodista inglesa. Eran otros tiempos, claro.

 

5 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *