¿Enfrentará Anna Wintour lo profano y lo sagrado en el baile del Metropolitan que se celebrará en 2018 con Rihanna de anfitriona?

met-collage-desktop

Con el título que traducido al español sería algo similar a Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica, esta exposición desvelada ayer podría discurrir a lo largo de tres inmensas galerías del Museo Metropolitan, imponente edificio en el epicentro de la zona alta de Nueva York el primer lunes de mayo del próximo año. La actual directora de Vogue, mujer inteligente y visionaria, sabe que este podría ser el acontecimiento más provocador de su carrera, al menos, antes de abandonar definitivamente su despacho que, según algunos rumores, sería efectivo a finales del próximo año. La cantante Rihanna, Donatella Versace y Amal Clooney serán las anfitrionas junto a ella, una postal que no dejará indiferente a ninguno de los asistentes a este evento, reconocido como el más seguido en todo el mundo. Ni la entrega de los Oscar logra tan aparatosa valoración mediática.

Aunque nadie se ha atrevido a confirmar si el Papa ha sido informado sobre ello, lo cierto es que ya se ha confirmado que el Vaticano cederá 50 prendas que se unirán a la propia colección eclesiástica del Met y otras tantas piezas que llegarán de marcas invitadas a participar por su proximidad estilística a la temática de la exposición. Chanel, Dolce & Gabbana, Versace, Balenciaga, Prada, Gaultier o Valentino son algunos de los primeros nombres que podrían aparecen en nuestra memoria inmediata, pero, sin duda, la figura de Madonna no deja de ser otra fuente de referencias mucho más potente que la de la cantante Rihanna, aunque ya se encargará ella de ascender la escalinata con una imagen que bien podría eclipsar al resto de los invitados si no olvidamos la relación entre la cantante pop y la iglesia católica.

Uno de los carteles de la exposición. Foto: DR

Según apuntaba ayer The New York Times en palabras de Andrew Bolton, “cada espectáculo que hacemos en Costume Institute tiene potencial, aunque he de reconocer que este quizás más que cualquier otro. Pero la atención se centra en una hipótesis compartida acerca de lo que llamamos la imaginación católica y la forma en que ha involucrado a artistas y diseñadores y ha dado forma a su enfoque de la creatividad, a diferencia de cualquier tipo de teología o sociología. La belleza a menudo ha sido un puente entre creyentes e incrédulos”.

La exposición se inaugurará el primer lunes de mayo, como es habitual. Foto: DR

En este momento, cuando la iglesia católica vive inmersa en numerosas disputas entre los conservadores y liberales, y la religión en todo el mundo está siendo militarizada y politizada, esta es una jugada arriesgada. Y Anna Wintour lo sabe. “Entendemos que podría ser controvertido para los católicos de derecha o conservadores y para los católicos liberales”, dijo el Bolton a este diario, quien señaló que había consultado con representantes de diferentes grupos católicos, incluidos el cardenal Timothy M. Dolan y el arzobispo de Nueva York, para identificar prendas que podrían ser incendiarias, pero que ninguna de las propuestas presentadas había sido eliminada por considerarse irreverente o, al menos, problemática” Ya se encargarán algunos asistentes ávidos de fotos para la historia de poner la nota polémica…

Imagen de un desfile de Dolce & Gabbana, marca que estará muy presente en la exposición. Foto: DR

Esta idea comenzó en 2015, en un viaje al Vaticano, y del que Bolton aseguró que la iglesia estuvo inmediatamente receptiva a la idea de trabajar juntos, aunque tuvo que hacer ocho visitas a Roma para hablar sobre el espectáculo hasta que el acuerdo final se firmó la semana pasada. La inauguración de exposición, que tiene en Versace a su principal patrocinador, estará presidida por Donatella, quien compartirá posiciones en la entrada al museo junto a Anna Wintour y una remilgada Amal Clooney y, eso sí, una imprevisible Rihanna que, casi seguro, podría convertirse en la gran atracción mediática de la noche si Madoona no logra eclipsarla.

 

1 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *