El modelo Jason Boyce demanda al fotógrafo Bruce Weber por acoso sexual y discriminación

Photographer_Bruce_Weber

El primero era un rostro habitual en pequeñas campañas que apenas sobrepasaban las fronteras comerciales de Estados Unidos y el otro es aún hoy uno de los nombres más relevantes de la fotografía mundial. Como si de una nueva versión del bíblico encuentro entre David y Goliat, esta semana el primero ha abofeteado al segundo al acusarle por el maltrato sufrido durante un rodaje acontecido en 2014. Por el momento, Bruce Weber no se ha pronunciado al respecto.

Según la demanda del modelo Jason Boyce, todo ocurrió durante una sesión de fotos celebrada en diciembre de 2014 en el estudio de Bruce Weber en Manhattan. Tal y como consta en la documentación presentada, Boyce se sintió aterrorizado después de que Weber, de 71 años, le obligara a quitarse la ropa y a tocar sus testículos. A partir de ese momento, y siempre en palabras del modelo, fue Weber quién le indicó a Boyce que si mantenía los ojos cerrados y la boca abierta podría llegar muy lejos, siempre dependiendo de cuan larga fuera su ambición profesional.

Jason Boyce. Foto: DR

Jason Boyce. Foto: DR

Según se explica en la demanda, tal y como aclara The Fashion Law, Boyce temió por su futuro en la moda ante la negativa a seguir las proposiciones de Weber, considerado uno de los fotógrafos más importantes admirados y afables de la industria. Boyce, según sus propias declaraciones, “experimentó ansiedad, depresión y altos niveles de estrés” por lo que se vio obligado a tomar la decisión de abandonar Nueva York y dejar su prometedora y ascendente carrera en la Gran Manzana. Como consecuencia de aquello, sus planes en esta industria se mermaron: perdió contratos con importantes beneficios y diversas oportunidades de trabajar en campañas y revistas, argumentos que esgrime para reclamar a Weber la cantidad de dos millones de dólares con el fin de aliviar los daños ocasionados a raíz de aquel día de hace apenas dos años. Pero Boyce no dibuja los límites de esta denuncia alrededor de su persona, sino indica que el propio Bruce Weber también abusó de otros modelos de la agencia Soul Artist, encargada de representarle por aquella época, y en la que varios de sus trabajadores están al tanto de situaciones similares vividas por algunos de sus  representados.

 

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *