El diario The New York Times, inmerso en una profunda investigación sobre los abusos sexuales en la industria de la moda

NEW YORK - MAY 2008: The New York Times newspaper being delivered to newsstands and all night deli's starting at 5am on May, 2008 in New York City. The goal is that all papers will be delivered and available by 8am. (Photo by Jonathan Torgovnik/Getty Images)

Según publica la web WWD, un equipo del periódico más influyente del mundo está trabajando desde hace semanas en un detallado artículo sobre este tema, aunque desde su dirección aún no lo han confirmado. De ser cierto, apunta la plataforma, su publicación podría poner en una delicada situación a nombres muy influyentes del mundo editorial.

Algo tiene la moda que a todo el mundo pone nervioso”. Con esta rotunda declaración comienza Anna Wintour su participación en la película documental September Issue. Y no parece que en estos momentos esta industria esté protegida ante el que podría ser uno de sus mayores escándalos si se confirma que el diario The New York Times trabaja de forma muy minuciosa en un artículo de investigación sobre fotógrafos de moda que han propiciado importantes abusos a modelos, algo completamente extensible a editores, estilistas y representantes. Desde que Terry Richardson fuera expulsado de todas las publicaciones de la editorial Condé Nast tras las continuas denuncias de celebridades y modelos por trato vejatorio durante sus polémicas sesiones de fotos, este sector no parece vivir su momento más “limpio” en cuanto a reputación y valores se refiere. En este proceso de recopilación de declaraciones y datos, el periódico cuenta con el apoyo de Jacob Bernstein y Vanessa Friedman, importantes periodistas de esta cabecera con una solvente trayectoria.

Vanessa Friedman, periodista de The New York Times. Foto: DR

Desde que las modelos Cameron Russell y Edie Campbell alzaron la voz para denunciar años de prácticas aceptadas y toleradas ante la indefensión de muchas modelos que, como apuntaba en WWD la también modelo Christy Turlington hace unas semanas, “estaban solas lejos de sus casas en situaciones de desprotección”, el cine y la moda, entre otras, han sido disciplinas muy atacadas por muchas de sus víctimas confesas. “Operamos dentro de una cultura que acepta demasiado el abuso en todas sus manifestaciones. Esta humillación ritual puede llegar en forma de menosprecio, juegos de poder y ataques en forma de gritos. Hemos llegado a ver esto como una parte del trabajo, y cada vez que hacemos la vista gorda, nuestro silencio perpetúa esa cultura. Nuestra inacción nos hace cómplices”, declaró Campbell en su comunicado.

 

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *