Dapper Dan reabrirá su tienda con la ayuda de Gucci tras la guerra entre ambas marcas por el (supuesto) pirateo de uno de sus diseños

1211900

Supongamos que todo se ha calmado tras una conversación muy ejecutiva que ahora trata de darle la vuelta a una historia que empañó la presentación de la última colección Crucero de Gucci en Florencia. Allí se dispararon las alarmas ante un diseño de Alessandro Michele que reproducía a la perfección otro que había firmado el dueño de una tienda de Harlem a finales de 1989.

Cuando una modelo negra apareció con una chaqueta de visón durante la presentación de la colección Crucero de Gucci en Florencia, muchas de las mentes convertidas con los años en hemerotecas de la moda fruncieron el ceño ante el estupor de si las constantes críticas al director creativo de la marca italiana habían encontrado en esa salida la excusa perfecta para afirmar que sí, que Michele era un diseñador que copiaba. El modelo en cuestión parecía calcado de otro que el dueño de la tienda Dan Dapper, situada en Harlem, convertida en lugar de peregrinación de grandes estrellas en busca de reinterpretaciones de modelos de las grandes marcas, y que había cerrado sus puertas en 1992. Cuando la imagen fue reproducida en Instagram, muchos la utilizaron para hacer una comparativa relación entre ambos modelos, el original y el nuevo. ¿Por qué Alessandro Michele había cometido ese supuesto y descarado plagio? Según aclaró la oficina de prensa de Gucci, no se trataba de una copia sino de un homenaje hacia el propietario de Dan Dapper, algo que, según la empresa italiana, no consideraron necesario aclarar ya que a Michele le parecía un insulto a la historia de moda al justificar dicha referencia. Fue entonces cuando aquel contratiempo supuso un argumento para tratar de enfrentar a Alessandro Michele con la comunidad negra, con la que Day, por razones obvias, mantenía una relación casi mítica. “Entiendo que estoy poniendo mis manos en un patio muy delicado como es la comunidad negra. Pero me encanta la comunidad negra. Creo que tienen una gran voz en términos de moda”, explicó Michele ante la avalancha de críticas por este hecho y, sobre todo, temiendo que su poderío mediático se viera enturbiado.

Dan Dapper en una fotografía publicada en The New York Times. Foto: NYTimes

Meses después, hoy se ha sabido que la paz ha llegado a ambas partes y que Gucci se encargará de reabrir la mítica tienda del barrio neoyorquino de Harlem, financiando las materias primas para ello y, sobre todo, sellando una colaboración entre Dan Dapper y la marca para desarrollar una colección cápsula de manera conjunta. Una decisión que han aplaudido por interés mutuo en Milán y en Harlem y, sobre todo, para tratar de limpiar los titulares que se acumulan en las hemerotecas acerca de la falta de respeto de la que muchos acusan a Alessandro Michele por su constate uso de referencias del pasado en marcas o creadores fuera de las poderosas fronteras de Gucci.

 

 

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *