Carine Roitfeld ya no vive con miedo

Carine-Roitfeld-UNIQLO-600x600

El argumento que utilizó para justificar su fugaz salida de la dirección de Vogue París era rotundo y con mucha carga de presagio: “Quiero trabajar en mi propio proyecto editorial”. Cinco años después, parece que la meta de la editora más respetada de Francia se consolida con un nuevo y potente acuerdo con el grupo Hearst.

Existe un vídeo muy interesante que la revista W grabó cuando Carine Roitfeld fue invitada para ser la protagonista de un reportaje que mostraría las prendas más sorprendentes de las últimas piezas de alta costura. En el vídeo, se suceden anécdotas, visitas a estudios de diseñadores, sesiones de maquillaje y de fotos para lograr enlazar el guion de dicho editorial. En cada secuencia, la presencia de Roitfeld es sólida, amable, directiva y, sobre todo, con una constante sonrisa. Roitfeld siempre sonríe, jamás tiene un gesto girado o una mirada incómoda, aunque por dentro esté en ebullición. Sería una gran política, aunque en el mundo editorial y al nivel que ella va posicionándose la sonrisa es un valor cargado de mensajes.

Paris Jackson, fotografiada por Mario Sorrenti para CR Fashion Book. Foto: DR

Y también sonreía cuando esta semana ha anunciado que combinará su cargo como directora creativa de Harper’s Bazzar a nivel mundial bajo el sello del gigante editorial Hearst con la dirección de proyecto CR Fashion, pero -y aquí está la novedad- desde el gigante Hearst que desde hoy será el grupo encargado de gestionarla, distribuirla y publicitarla, es decir, de impulsar su rentabilidad. En todo caso, Roitfeld ha dejado claro en varias entre vistas que ha concedido hoy que seguirá siendo la directora de contenidos de su revista de la que, por cierto, hoy ha puesto a la venta su décima edición con dos mediáticas portadas, aprovechando la noticia como plataforma publicitaria. Hasta hace cinco meses su acuerdo con la distribuidora de Stephan Gan, que cuenta con cabeceras como V y Vman, que llegó a su fin, pese a la buena relación personal que ambos mantienen y que ha sido tan indisoluble desde sus comienzos en el mundo de la moda. En todo caso, esta nueva hoja de ruta profesional de Carine Roitfeld también define en cierto modo la ambiciosa dirección editorial que el grupo Hearst, que vive entre constantes y crecientes rumores cerca de la posible adquisición de Condé Nast, sobre todo, desde que ambas empresas hayan firmado compartir servicios para la producción y circulación de medios de comunicación que compiten con ambos gigantes. “Me encanta trabajar con los editores y ejecutivos de Hearst; confío en ellos y ellos confían en mí”, afirmaba hoy Roitfeld en un comunicado de prensa. “Tengo la libertad de expresarme creativamente y llegar a decenas de millones de lectores alrededor del mundo con Harper’s Bazzar y ahora he encontrado un hogar donde CR Fashion Book puede seguir creciendo y prosperando, tanto en forma impresa como en digital“.

La modelo Halima Aden para CR Fashion Book por Mario Sorrenti. Foto: DR

En esta nueva edición de CR Fashion Book, Roitfeld  creó dos portadas en las que una ocupa la modelo Halima Aden, fotografiada por Mario Sorrenti con ropa de Louis Vuitton, que ha sido entrevistada por Imán. “Pregunté a Imán si le parecía bien la idea y me aseguró que sí porque para ella, Aden representaba la libertad y la inspiración”, cuenta la estilista en el comunicado que ha difundido hoy para anunciar su nueva edición. En una segunda portada, Roitfeld ha logrado que la hija de Michal Jackson, Paris Jackson, de 18 años, pose para la publicación frente a la misma cámara de Sorrenti, y en cuyo interior se suceden editoriales con Karlie Kloss, Bella o Gigi Hadid o Marilyn Manson, todos firmados por Terry Richardson.

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *