La escasa química entre Anna Wintour y Radhika Jones, la nueva directora de Vanity Fair

CARR-master1050

Al menos, así se desprende del artículo publicado hoy en WWD acerca del ambiente que se respiraba en la primera reunión mantenida en las oficinas de Condé Nast entre Jones y el resto de directores editoriales. Según la plataforma, su atuendo era “demasiado intelectual y poco chic”.

Una semana después de hacerse público su nombramiento, la nueva todopoderosa responsable de la edición americana de Vanity Fair no parece que vaya a pasar noches muy calmadas cuando regrese a casa desde su despacho en las oficinas de Condé Nast en el neoyorquino One World Trade.

Radhika Jones, nueva directora de Vanity Fair. Foto: NY Times

Con una trayectoria y una formación más que avalada, en cuyo expediente figura su graduado en Harvard y un doctorado en inglés y literatura por la Universidad de Columbia, lo que sí ha trascendido de ese primer encuentro con otros directivos editoriales es su estilo tan poco cosmopolita y, digamos, glamuroso. Según ha comentado WWD, algunos de sus nuevos compañeros indicaron que “parecía nerviosa y su atuendo era, al menos, interesante (tono sarcástico)”. En los pasillos de Vogue, siempre en apuntes extraídos de la plataforma, lo más comentado era su pésima elección con los accesorios que se dejaban ver bajo, y que se trataban de unas medias con dibujos animados impresos en diversos colores, algo que dista mucho del negro o gris tan habitual en las redacciones de la gran mayoría de revistas de moda.

Según ha trascendido, cuando Jones entró en el despacho para conocer a todo el personal directivo, la mirada de desprecio de Anna Wintour no dejó a nadie indiferente, a pesar de la profesionalidad de la directora de Vogue a la hora de camuflar sus sentimientos. “Creo que en la cesta de bienvenida de Jones deberíamos incluir un par de medias a la altura de Vanity Fair”, asegura WWD que puntualizó una persona del equipo de moda de la revista. Jones, que se incorpora a la dirección de la publicación el próximo 11 de diciembre, tendrá que hacer una buena campaña de relaciones públicas interna para alcanzar la buena sintonía con sus compañeros. Eso sí, siempre y cuando este tipo de píldoras informativas le afecten en cierta medida.

 

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *