American Express potencia su vinculación con la industria de la moda para sus clientes platino y crea experiencias exclusivas para ellos

American+Express+UNSTAGED+Fashion+DVF+cqNG7TCcUJox

Sería innegable dar la espalda a una corriente en el mercado del lujo que ofrece a los miembros de este club vivencias únicas para fidelizarlos y, sobre todo, para convertirlos en leales prescriptores de sus servicios. El arte, la música o el cine son mercados que han estado muy vinculados al sector de la banca, pero parece que desde un tiempo este negocio ha encontrado la mejor plataforma promocional en celebraciones que giran alrededor de la moda.

A veces, y seguramente cada vez con menos frecuencia, el dinero no permite el acceso a determinados eventos de prestigio internacional, aquellos en los que ver y ser visto se ha convertido en una moneda de cambio tan importante como el número de ceros que incluye el saldo de una cuenta. American Express tiene claro que la mejor forma de acercarse de una manera muy diferente a un público al que quiere mantener fiel a sus servicios es ofreciendo el acceso a ciertas experiencias que, aunque obviamente no vitales, sí podrían ser jugosas e inalcanzables para el resto de los mortales. La moda es una de ellas, y aunque entrar a ciertos desfiles o fiestas empieza a ser algo tan democrático como comprar un Versace en H&M, es cierto que se pueden generar momentos únicos que se transformen en algo tan exclusivo que solo American Express pueda ofrecer. Por ello, y con su rediseñada tarjeta Platinum en acero inoxidable como documento de intercambio para su target de 25 años, sí pone sobre la mesa una serie de beneficios únicos repartidos en todo el mundo, muchos de ellos en el ámbito de la moda y Hollywood.

Tommy Hilfiger en un evento de American Express en Nueva York. Foto: DR

Para ello, American Express ha formado un comité de expertos con agendas muy importantes y trato directo con celebridades como Tom Ford, Gisele Bündchen o Celine Dion, aunque es verdad que desde hace tiempo ha sido el principal patrocinador de celebraciones, abriendo una vía de colaboración muy notable como fue la cerrada con el festival Coachella, una de las citas más reproducidas en Instagram en todo el mundo y sin un fundamento claro que vaya más allá de ser una cita en la que simplemente figurar se convierte en una cuestión de prestigio o desprestigio. Pero para American Express el hándicap se visualiza cuando ciertos sectores de su público reconocen que su estilo de vida va muy en paralelo al que propone este catálogo de experiencias, pero que no les permite ser partícipes de citas como el propio Coachella, para el que en American Express elaboraron un paquete de 1500 € con un acceso vip y una serie de propuestas únicas por ser clientes de la tarjeta Platinum.

 

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *